8 trucos para organizar una boda barata, sencilla y económica

Habéis tomado la decisión y todo es felicidad y alegría. Pero pasados unos días llega el agobio natural de tener que afrontar todos los gastos que una boda conlleva.

Por eso, si quieres organizar una boda barata, sencilla y económica, sigue leyendo y no te pierdas estos 8 trucos que no todo el mundo tiene en cuenta. Y que ayudan notablemente a reducir el gasto total sin que tu boda sea algo cutre y vanal.

Y si quieres conocer cómo organizar una boda paso a paso sigue el enlace.



Planificar es la clave para una boda barata

Sin duda la planificación siempre ayuda a ahorrar, en la organización de cualquier evento. El tiempo siempre juega a tu favor en cualquier negociación. Además de que te permite realizar una búsqueda más detallada de todas las ofertas y presupuestos de proveedores.

Así que siéntate con tu pareja, coge papel y boli y poneros a detallar un plan financiero para la boda. Fijar un techo de gasto ayuda mucho a descartar detalles superfluos. Y una vez que empecéis a ver proveedores ya sabréis hasta donde estáis dispuestos a llegar con cada uno. 

Invita a la gente que tú quieras y evita compromisos familiares

Si quieres organizar una boda sencilla y económica, la primera gran decisión es meter la tijera en la lista de invitados.

Por experiencia, os podemos decir que la boda es vuestra y no debéis dejaros influir por vuestros padres o familiares más cercanos. Es vuestra boda y de nadie más. Y si así lo hacéis ver desde el principio, os podréis ahorrar todas esos compromisos de familiares que ni siquiera sabéis por qué tenéis que invitarlos.


Elije una fecha de temporada baja

Este consejo es cada vez más habitual verlo. ¿Quién no ha ido a una boda un viernes o en meses como Noviembre o Enero? Además, lo bueno que presenta esta alternativa es que hará de filtro frente a gente que no podrá o no querrá ir en esa fecha.

Por eso solicita confirmación cuanto antes para elaborar tu lista de invitados definitiva.

Un buen truco para gestionar la urgencia y que los invitados te confirmen con mucha antelación es la reserva del cubierto. Pídelo amablemente y la gente te confirmará antes de una fecha límite que establezcas.


Regalo de bodas en efectivo

Hay a quién le puede parecer ofensivo, pero a día de hoy es ya todo un clásico. ¿No habéis recibido nunca una invitación dónde directamente en ella aparece el número de cuenta? Sutil, práctico y sencillo.

Ya nadie se sorprende por esta práctica tan habitual. De hecho mucha gente no sólo recupera la inversión si no que gana algo de dinero con su boda. Pero eso ya dependerá de lo generosa que sea la gente. Y de la aportación de la familia, porque como sólo te apañes con los amigos... Bueno, sin molestar a nadie eh! Con todo el cariño.


Negocia con proveedores

 

El tiempo juega siempre a tu favor. Utilízalo para negociar con proveedores y comparar presupuestos.

Muchas veces consigues precio precisamente por reservar con antelación. Además, contarás con la tranquilidad de saber que tu fecha está disponible.

Cuanto más se acerque el gran día B, más caro te resultarán todos los servicios.


Hazlo tú mismo

El famoso DIY ("Do It Yourself"). Hay muchísimas cosas que te puedes ahorrar en una boda si lo haces por tu cuenta. Por ejemplo:

  • Detalles para los invitados: con un poco de imaginación, y poniendo en google "regalos de boda baratos", podrás encontrar muchísimas ideas. Como por ejemplo en esta página que tienes regalos de boda a menos de 1€.
  • Decoración: te puedes encargar perfectamente de la decoración de lugar. Un buen truco es elegir un lugar pintoresco para el banquete que requiera ya de por sí poca decoración. Para las flores, siempre de temporada. Y para el resto de detalles utiliza la imaginación. Seguro que se te ocurren las ideas más originales.
  • Invitaciones: puede ser un trabajazo, pero es algo que suele hacer mucha ilusión hacerlo uno mismo. Hacerlas a mano te dará un toque personal, único e irrepetible. Seguro que todos tus invitados lo apreciarán.


Consejos para ahorrar en el banquete

Junto al vestido de la novia, la partida más cara sin duda. Así que aquí te van unos consejos muy prácticos que seguro que te permitirán ahorrar una buena suma en tu boda:

  • Si es una boda sencilla, igual un banquete tipo cóctel es tu solución. Habla con la empresa de catering para manejar diferentes opciones y valóralo.
  • Y si no lo ves claro y quieres menú, pide productos de temporada y apuesta por 3 platos en lugar de 4.
  • Para las bebidas pide lo clásico. Cuántas más bebidas, más botellas, más precio.
  • Contrata sólo el dj y los audiovisuales. Si lo hace bien hará que se olviden de otros detalles como contratar músicos. Que quedan estupendos, pero que te harán aumentar la factura.
  • Para el fotógrafo, solicita el pack básico. Ni te imaginas la cantidad de fotos que harán tus amigos e invitados con sólo pedírselo. Podéis armar un espacio digital para que luego todos las suban a la nube y compartirlas.
  • Y un servicio de fotomatón te puede salir más barato de lo que crees. Será el mejor recuerdo tanto para vosotros con el álbum de firmas. Como para los invitados con sus copias. Desde hace unos años se han convertido en todo un clásico. Si quieres conocer qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de contratarlo visita este artículo.

 



Ahorra en el traje de novia y complementos

Como ya hemos comentado, el gasto más caro junto con el banquete es el traje de bodas de la novia. Si no quieres pagar demasiado por el mismo, siempre tienes diferentes opciones.

Opciones para el traje de novia

  • Alquiler: empresas como Just Novias u otras muchas donde podrás alquilarlo.
  • Ofertas: aprovéchalas. Si juegas con el tiempo a tu favor podrás encontrar liquidaciones, promociones o descuentos. Sobre todo a final de verano antes de que llegue la nueva temporada.
  • Outlets: existen muchas tiendas de este estilo donde podrás ahorrarte un buen dinero. Échales un ojo porque sin duda son una gran opción.
  • Reutiliza: sin duda la opción más barata es usar algún vestido de alguien de tu familia que ya se haya casado. Siempre que vayas a sentirte cómoda, claro.

 

 

Reduce gastos innecesarrios

 

Por último, piensa también en todas las partidas en las que puedas ahorrar. Como por ejemplo:

  • Peinado y maquillaje: si sabes hacerlo bien o tienes a alguien cercano que sepa, no te cortes y adelante. Otro ahorro importante.
  • Traje del novio: si no tenéis uno que os guste, mejor siempre alquilar que comprar.
  • Coche de bodas: no hace falta que tires la casa por la ventana alquilando un Ferrari o un escarabajo antiguo. Seguro que algún amigo te puede prestar ese coche tan molón que tiene guardado en el garaje.
  • Ramo de novias: al igual que la decoración, y salvo que tengas un capricho por algo específico, solicita flores de temporada. Te saldrán siempre más baratas.

 

 

Resumen

 

Pues ya habéis visto que siguiendo una serie de consejos es fácil conseguir organizar una boda sencilla y económica. Por resaltar lo más importante: PLANIFICA.

Si crees que se nos ha olvidado algún truco o consejo, encantados de que nos lo cuentes en los comentarios. Así vamos mejorando el artículo para ayudar a todos los futuros novi@s en la tarea de conseguir una boda barata.